Modificar el fondo de una imagen en Photoshop

Para modificar el fondo de una imagen con las Herramientas de Photoshop, vamos a explicaros 3 opciones: manual, con selección total o con selección por lazo.

La opción manual es la más básica y también imprecisa que podemos utilizar para cambiar el fondo de una imagen en photoshop. Consiste en abrir la imagen y aplicar sobre el fondo en cuestión otro color mediante el lápiz o el pincel.

Para ello escogemos desde las Herramientas (Ventana > Herramientas) la opción marcada con un lápiz o un pincel, según el último uso que hayamos escogido en una edición anterior. Para escoger un color distinto, acudimos a las cajas de colores inferiores o seleccionamos Ventana > Color, para escoger tonalidades distintas. La primera, también llamada primaria, mostrará el color que vamos a escoger. Para utilizar colores diferentes a los mostrados por defecto, hacemos click sobre la caja de color y seleccionamos una en la paleta de colores.

cambiar_fondo1

Con el lápiz o el pincel y el color diferente al fondo seleccionado, tan sólo debemos hacer click sobre las partes del fondo que queramos modificar. En la parte superior izquierda tendremos la posibilidad de escoger el grosor y la forma del puntero, para cubrir zonas más extensas o para no estropear zonas más pequeñas o detalladas.

cambiar_fondo2

Esta opción, como comprobaréis si la aplicáis en algunos fondos, es bastante imprecisa y no permite cubrir de forma correcta un fondo, sobre todo en aquellas partes en las que lidia con la imagen principal, que no queremos modificar.

cambiar_fondo3

Sin duda la opción por selección es la más rápida y efectiva, cuando el fondo nos permite utilizarla. Si tenemos una imagen donde la diferencia del fondo con el resto de elementos es bastante clara (por ejemplo una imagen negra sobre fondo blanco), escogeremos la varita mágica (una barra con una especie de estrella en la punta) de la ventana de Herramientas.

cambiar_fondo4

Con ella hacemos un click al fondo y veremos que se selecciona por completo. Pueden haber partes de la imagen que posteriormente debamos seleccionar una a una. Ahora, igual que hemos hecho en la opción anterior, escogemos una herramienta (lápiz o pincel) y el color que queramos aplicar. Una vez escogido podemos hacer click y arrastrar sobre la zona para rellenar el fondo con el color que queramos. No tendremos miedo de pasarnos por encima de la imagen, dado que al no estar seleccionada, no se verá afectada por el cambio de color.

Si el fondo es bastante amplio y utiliza una tonalidad muy básica (blanco, rojo, azul), sin degradados ni variaciones, la forma más fácil de cambiar su color es seleccionando el deseado en la caja de color y escogiendo la herramienta cubo de pintura (representada por un cubo). Con esta herramienta escogida y el color ya decidido, hacemos click sobre el fondo y éste se modificará al instante. Es muy importante haber seleccionado la zona a editar, pues de lo contrario el cubo de pintura podría afectar a otros elementos de la imagen si el contraste entre ellos no es lo suficientemente notable.

cambiar_fondo5

En ocasiones, la imagen mostrará elementos difíciles de seleccionar con la varita mágica porque sus márgenes son muy difusos. En estos casos lo mejor es utilizar la herramienta de lazo para limitar la zona que vamos a modificar.

La herramienta de lazo tiene a su vez 3 modalidades: lazo simple, lazo poligonal y lazo magnético.

cambiar_fondo6

El lazo simple es la creación del área a seleccionar manualmente. Hacemos click en la imagen y escogemos la forma del lazo. Al soltar el ratón la figura se cerrará y tendremos un área seleccionada que podremos editar.

El lazo poligonal nos permite crear figuras seleccionadas a base de líneas rectas. Lo comenzamos a utilizar haciendo click en una parte de la imagen y soltamos. El siguiente click formará una línea recta entre el punto original y el siguiente. Podemos hacerlo infinidad de veces y todo lo detallista que queramos (para ello es mejor aumentar el porcentaje de visualización con el fin de estar editando al detalle). Para terminar la selección, debemos volver a hacer click en el punto original, de esta forma la figura se cerrará y ya tendremos el área seleccionada para editarla.

cambiar_fondo7

En elementos muy extensos o con curvas complicadas, la mejor opción es el lazo magnético. Con este lazo, la propia herramienta detecta los márgenes más claros de la imagen y podemos seleccionar un área compleja. Para utilizarlo, hacemos click en el punto original del que queremos partir y soltamos. Ahora arrastramos el ratón justo por las zonas por donde nos gustaría seleccionar el área y os sorprenderéis de la calidad con la que la herramienta seleccionará los cambios de cada elemento, ya sean líneas rectas o curvas. Para cerrar la figura, de nuevo debemos regresar al punto original y así tendremos la zona seleccionada y podremos modificarle el color con las opciones mencionadas anteriormente.

cambiar_fondo8

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *