Aplicar filtros con Photoshop

Con Photoshop las posibilidades de editar una imagen con el fin de mejorarla o crear variaciones de la misma son incontables. Sin embargo, los más creativos también tienen su hueco en el programa gracias a la aplicación de filtros que permiten modificar la naturaleza propia de una imagen.

Los filtros en Photoshop permiten varias opciones, desde una distorsión irreconocible, hasta transformaciones de la imagen hacia recursos artísticos similares a la pintura, por ejemplo. Vamos a hacer un breve repaso a cómo acceder a los filtros y qué podemos encontrar en ellos.

Lo primero que debemos hacer es asegurarnos de tener todo lo necesario activado. Para ello, comprobar que tenéis la imagen que vais a editar abierta, la ventana de Herramientas y la ventana de Capas. Estas ventanas, en caso de no tener alguna o ninguna visible, podéis activarlas desde el menú superior donde indica “Ventana”. Aunque la ventana de Capas no la vamos a utilizar en este artículo, es necesaria para ver cómo se aplica un filtro a la capa y que podamos editarlo posteriormente (eliminándolo u ocultándolo).

Los filtros se pueden aplicar de dos formas, bien mediante la selección de una parte de la imagen o sobre toda ella. Para realizar una selección, la forma más sencilla es con el símbolo del cuadrado de puntos situado en la ventana de Herramientas. Con él podemos seleccionar de forma cuadrada, cualquier zona de la imagen a editar. Si vais a editar la imagen completa no realicéis ninguna selección.

filtros_photoshop1

Los filtros podréis encontrarlos en el menú superior en la pestaña “Filtro”. Si la seleccionamos veremos un menú desplegable con todas las posibilidades, que son bastantes. A nivel general hay dos partes muy diferenciadas.

Por un lado si seleccionamos “Licuar”, entramos en una ventana de edición, donde podremos realizar todas las distorsiones que queramos. Sólo si damos a OK se guardarán los cambios, por lo que podéis experimentar todo lo que queráis.

filtros_photoshop2


Tenemos múltiples opciones, que encontraremos en la parte de la izquierda (inflar, desinflar, reconstruir, deformar, hacer molinete, hacer turbulencia, etc.) Con las opciones de la derecha podemos ajustar los valores del efecto que vamos a aplicar sobre la imagen. Tan sólo debemos preparar nuestros ajustes y hacer click con el ratón en la zona de la imagen que queremos modificar.

filtros_photoshop3

La otra opción de filtros son aquellos destinados a modificar la imagen hacia un estilo completamente nuevo. No obstante, estos filtros podemos aplicarlos para mejorar o distorsionar ciertos detalles de la imagen, casi imperceptibles, o bien para transformarla completamente.

Tenéis en el menú desplegable todos los filtros disponibles, o bien podéis acceder a Galería de filtros donde aparecen todos listos para configurarlos respecto a la imagen que editamos.

Los filtros Enfocar, Desenfocar y Distorsionar son los más apropiados para seguir modificando la imagen con distintos tipos de aplicaciones sobre los objetos existentes.

filtros_photoshop4

El resto de filtros, no obstante, son perfectos para añadir creatividades que cambian por completo el aspecto de la imagen. Los filtros Artísticos, Bosquejar y Trazos de pincel simulan artes plásticas en la fotografía.

filtros_photoshop5

Los filtros Pixelizar, Interpretar y Estilizar nos permiten aplicar naturalezas distintas a nuestra edición, desde la transformación en azulejos recortados hasta la fragmentación de los mismos.

filtros_photoshop6

Por último, los filtros de Textura y Ruido permiten tanto distorsionar como mejorar la imagen, según la proporción de efectos que utilicemos.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *